Historia del Rolex Submariner: un reloj que se convirtió en leyenda

A mediados de la década de 1950, Rolex tuvo una idea genial: un reloj hecho para bucear. Así nació el Rolex Submariner. Imagínese esto: 1954, feria Baselworld, y zas, ahí estaba, el primer Submariner (también conocido como referencia 6204). Este chico malo podría manejar el agua como un campeón, resistente hasta 100m. No era sólo un reloj, era un cambio de juego. El Submariner se convirtió rápidamente en el reloj deportivo de lujo de referencia, el tipo de reloj que todo el mundo reconoce y quiere llevar en la muñeca.

A lo largo de los años, Rolex ha mantenido las cosas frescas y elegantes. Ahora tienes las versiones “con fecha” y “sin fecha”, con los últimos calibres 3230 y 3235. Y, además, pueden sumergirse en el agua hasta 300 metros (1000 pies). Imagínese, desde 1954 hasta 2022, el Submariner ha sido objeto de numerosas transformaciones y retoques. Es como una evolución de estilo que nunca pasa de moda.

En 1953, Rolex lanzó su primer Submariner, que salió a la venta en 54 con dos versiones: 6204 y 6205. He aquí el misterio: nadie sabe con certeza cuál fue el primero. Imagínese esto: agujas doradas casi idénticas, elegante esfera lacada y ese inconfundible detalle de “Submariner a las 6” (o no; algunos dicen que es porque no cabía “Submariner” en la esfera, pero ¿quién sabe?).

A pesar de los quebraderos de cabeza, tanto el 6204 como el 6205 ostentan el título de los primeros Submariner de la historia, confirmado tanto por Rolex como por los fans más acérrimos.

Sujétense los sombreros porque ese mismo año, Rolex introdujo a otro jugador en la mezcla: el 6200. Este reloj es todo un espectáculo, con su sobresaliente aguja Mercedes, una voluminosa corona de remontuar (Big Crown) y la poco común esfera 3-6-9. Es oro para coleccionistas: un artículo imprescindible para los profesionales experimentados.

Rolex 6538 “Gran Corona” – ©2023 superclonerolex.io

Un poco más adelante, Rolex presenta el 6536 (corona pequeña) y el 6538 (corona grande). También decidieron mejorar su movimiento, dándole la elegante referencia 1030. Un dato: el 6536 tiene un calibre 1030 normal, pero su hermano, el 6536/1, tiene un calibre COSC 1030 más sofisticado. A partir de aquí, las cosas se complican un poco más: todos estos relojes llevan ahora agujas Mercedes y una esfera que indica la profundidad a la que puede llegar el reloj.

Ahora bien, ¿por qué esta repentina inmersión en los relojes de buceo? Bueno, en su día, fabricar estos relojes no era sólo una cuestión de destreza técnica, sino también de dejar una huella en la historia. Cada modelo era una declaración de intenciones, una mezcla de tecnología y marketing. ¿Y Rolex? Eran los amos de ese juego.

Rolex Submariner 5510 “Gran Corona” – ©2023 superclonerolex.io

A principios de los años 60, Rolex presenta el 5508 (corona pequeña) y el 5510 (corona grande). Pero agárrense los sombreros porque los cambios de esfera empiezan a hacer el chachachá, y a un grupo de expertos y coleccionistas les ha costado un trabajo detectivesco clasificarlos. Básicamente crearon toda una enciclopedia de clasificaciones, lo que supone un pequeño rompecabezas para los no iniciados.

Si está buceando en la historia del Submariner, no pierda de vista las esferas lacadas con esa elegante impresión dorada en modelos como el 6200, 6204, 6205, 6238, 6236, 5508, 5510, 5512 y 5513. Algunas de estas esferas presentan incluso una mezcla de oro y plata. Por suerte, hay sitios de confianza que se encargan de clasificar estos diales. Consulte el enlace de este artículo para conocer todos los detalles.

Hablemos ahora del 5512 (versión COSC) y del 5513 (no COSC): el dúo dinámico. Fueron los últimos en lucir esferas doradas lacadas. ¿Encuentra la diferencia con sus predecesores? Tienen estos geniales hombros protectores flanqueando la corona. Y un dato curioso: hubo tres estilos diferentes de hombros antes de llegar a la Guardia de la Corona Cuadrada que vemos hoy en día. Pasó de Cuadrado a Pico de Águila y finalmente a Guardia Puntiaguda, por si te gusta ese nivel de detalle.

A principios de los años 60, Rolex decidió deshacerse del radio, el material que utilizaba en sus índices y agujas. En su lugar, utilizaron un luminóforo a base de sulfuro de zinc, enriquecido con tritio. ¿Y lo mejor? El tritio es mucho menos radiactivo que el radio, por lo que la seguridad es lo primero.

Ahora, si estás a la caza de algunas esferas Submariner 5512 chulas de esa época, echa un vistazo a “5513mattedial”. Es como el lugar al que acudir en la industria: tienen toda la información sobre las esferas lacadas 5512 y 5513. Adelante, ¡sumérjase en los detalles!

Rolex Submariner 5512 “2 líneas” no COSC | Años de producción 1959 – 1960 | 2 líneas impresas en plata y oro
Rolex Submariner 5512 “4 líneas” | COSC | Años de producción 1959 – 1960 | 4 líneas impresas en plata y oro
Rolex Submariner 5512 “Bart Simpson | Después de varias versiones, he aquí la última esfera dorada producida en 1966, bautizada “Bart Simpson” por la forma de la corona. Observe que la parte inferior de la esfera lleva la inscripción “Swiss – T25” (tritio) en lugar de “Swiss”.
Rolex 5513 “Bart Simpson” Dial – © 2023 Superclonerolex.io

Imaginemos que estamos en 1968, dieciséis años después del inicio de la saga Submariner. Rolex, sintiéndose un poco extravagante, decide añadir una fecha a la mezcla y presenta el Submariner 1680. Pero no es la primera vez que Rolex se sumerge en el mundo de los relojes con fecha. Dos años antes, en 1967, salió al mercado el Sea-Dweller, un reloj fabricado exclusivamente para los profesionales.

Ahora bien, ¿por qué la repentina adición de la fecha al Submariner? Pues bien, el Sea-Dweller, con su función de fecha, puede haber despertado cierta envidia entre el público amante de los relojes. Rolex, sintiendo la demanda, decidió dar a la gente lo que quería: una fecha en su icónico Submariner. Es como si hubieran liberado a un hermano del Sea-Dweller que muestra la fecha.

El primer Submariner 1680, con lo que ahora es una joya de coleccionista: la esfera “Red Submariner”. Imagine el nombre Submariner en letras rojas y llamativas, lo que lo convierte en un clásico instantáneo. De 1968 a 1975, este “Submariner Rojo” tuvo su propia evolución con seis versiones de esfera diferentes (MK 1 a 6), siendo la más rara la MK1, una auténtica joya que adornó las muñecas durante poco más de un año. Es como sumergirse en un pedazo de la historia del cronometraje.

Rolex Submariner Esfera roja MK2 “Esfera tropical”, “MK5 Roja”, “MK6 Roja” & “Esfera blanca MK1” © 2023 – Superclonerolex.io

A finales de 1975, la emblemática esfera roja se despide, junto con el título “Red Submariner”, para dar paso al Submariner 1680 “White Dial”, un giro con clase. Esta belleza se mantuvo en producción hasta 1979, y bajo el capó se encuentra el fiable calibre 1575 de cuerda automática, una cara familiar del Datejust y el GMT-Master. Rolex lo mejoró aún más añadiendo la función “hacking seconds”, que le proporciona precisión para ajustar la hora en su punto justo.

Hablemos ahora de 1979, el año en que Rolex decidió cambiar las cosas lanzando el primer Submariner en oro amarillo macizo. El Submariner Date se desvió de sus raíces de reloj “herramienta” y abrazó el lujo. Algunos dicen que este paso marcó el cambio de un reloj herramienta funcional a una pieza de lujo para el mercado de masas. En cualquier caso, el Submariner Date de oro macizo de 18 quilates fue un éxito, especialmente en Italia y Estados Unidos.

Pasaron otros 40 años y el Submariner tuvo su buena ración de resplandores. En 2003, Rolex celebró su 50 aniversario con una edición especial, el Rolex Submariner-Date (16610 LV), con bisel verde y esfera Maxi con índices más grandes. 2010 marcó el final de esta edición. En 2008 llegaron cambios importantes: mayor tamaño de la caja, un bisel Cerachrom y un nuevo cierre rápido.

Agarraos fuerte, Baselworld 2012 nos trajo un nuevo niño en el bloque – la ref. 114060, que sustituye a la ref. 14060M. Salude a la “Maxi Case”, el índice “Chromalight”, el bisel cerámico, la espiral paracromática azul y el ingenioso brazalete “Glidelock”.

Pero el verdadero revulsivo llegó en 2020, cuando el Submariner decidió crecer un poco, pasando de un diámetro de 40 mm a uno de 41 mm. Te guste o no, es un cambio digno de mención. Y hay más: dos nuevos movimientos, el 3230 (sin fecha) y el 3235 (con fecha), entran en escena. El tiempo dirá si están a la altura de la fiabilidad de sus predecesores, pero bueno, es Rolex, normalmente saben lo que hacen. El Submariner, siempre en evolución, siempre causando sensación en el mundo de la relojería.

Lista completa de modelos de Rolex Submariner y años de producción

Referencias actuales:

Modelos descatalogados:

Entre en la icónica asociación entre James Bond y el Rolex Submariner: una legendaria fusión de estilo y espionaje.

Todo empezó en 1962, cuando Sean Connery adornó la pantalla con un Submariner en “Dr. No”. Bond emergió del mar, elegante y sofisticado, con el Submariner haciendo su debut cinematográfico. No se trataba sólo de un reloj, sino de una pieza única que encarnaba la mezcla de elegancia y acción de Bond.

Este elegante asunto continuó a lo largo de los años, con diferentes actores Bond que mantuvieron la tradición. Ya fuera Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan o Daniel Craig, el Submariner se convirtió en parte integrante del conjunto Bond, combinando a la perfección sofisticación y aventura.

Más allá del cine, esta asociación trascendió hasta convertirse en un icono cultural. El viaje del Submariner con Bond es más que una colaboración cinematográfica; es un símbolo de resistencia y sofisticación, que ha quedado grabado en los anales de la historia de la relojería. El dúo Bond-Submariner no es sólo una conexión; es la génesis de una leyenda, donde el estilo y la intriga convergen de la forma más icónica imaginable.

El Rolex Submariner tuvo sus momentos brillantes en varias películas de James Bond. Sean Connery lució una 6538 en sus cuatro primeras aventuras. En “Dr. No” y “Desde Rusia con amor”, lucía una correa de cuero, la favorita del espía Matt West. Sin embargo, en “Goldfinger” y “Thunderball”, el cuero dio paso a una correa de nailon estilo OTAN. Cabe señalar que la emblemática correa “G10” del Departamento de Defensa no apareció hasta 1973, y lucía un color gris almirante sin rayas.

George Lazenby lució un 5513 con brazalete Oyster en partes de “Al servicio secreto de Su Majestad”. Roger Moore siguió su ejemplo en “Vive y deja morir” y “El hombre de la pistola de oro”, pero optó por un brazalete “remachado” 7206.

Timothy Dalton cerró la era Rolex como Bond con un Submariner Date en “Licencia para matar”. Es probable que sea un Rolex Submariner 16800 o 168000, dado que la película se rodó en 1988. A partir de “GoldenEye”, 007 cambió a un Omega Seamaster, marcando un nuevo capítulo en la saga de relojes Bond.

Nuestra colección Submariner